Uña de Gato para que Sirve – Propiedades & Beneficios

Uña de Gato para que Sirve – Propiedades & Beneficios

Originariamente de América Central y América del Sur, la planta trepadora conocida como “Uña de gato”, “Samento” y “Garabato” es una liana del Perú que ha sido utilizada durante siglos en medicina tradicional para tratar una variedad de enfermedades. Los beneficios para la salud de la corteza de la uña de gato han llevado a los científicos de Estados Unidos y otros países a examinar de cerca sus virtudes y su acción en el cuerpo humano.

Los resultados de algunos estudios científicos sugieren que esta planta medicinal poco conocida en el mundo tiene poderosos efectos antiinflamatorios y antioxidantes que participan en la reparación del ADN, la salud de las articulaciones, la función inmunitaria y la división celular normal. La uña de gato se popularizó por primera vez por el naturalista alemán Arturo Brell, quien emigró en 1926 de Munich a Pozuzo, una pequeña ciudad fundada por colonos alemanes en el bosque tropical peruano. El Dr. Brell utilizó la corteza de la uña de gato para tratar su propio dolor articular. Más tarde, trató a otro colono alemán, Luis Schuler, que había sido diagnosticado con un cáncer de pulmón en etapa terminal.

La salud de Sr. Schuler mejoró notablemente gracias al consumo de té de raíz de uña de gato tres veces al día. Un año más tarde, aparentemente estaba curado del cáncer. Las dos variedades conocidas de uñas de gato son Uncaria guianensis, tradicionalmente utilizada para la cicatrización de heridas, y Uncaria tomentosa, que tiene muchos usos medicinales y se encuentra con más frecuencia en los suplementos. La uña de gato es una planta medicinal rica en compuestos fitoquímicos. Tiene más de 30 componentes conocidos que incluyen al menos 17 alcaloides, así como glicósidos, taninos, flavonoides, fracciones de esteroles y otros compuestos. Los científicos atribuyeron en un principio los beneficios medicinales de la uña de gato a compuestos llamados alcaloides oxindoles. Más recientemente, se ha descubierto que extractos de uñas de gato solubles en agua que no contienen cantidades significativas de alcaloides tienen poderosos efectos antioxidantes y antiinflamatorios. Este descubrimiento llevó a los investigadores a concluir que los ésteres del ácido quínico son los componentes activos del extracto de uña de gato hidrosoluble.

1. Potente Antioxidante y Antiinflamatorio

Los extractos de uñas de gato tienen poderosos efectos antioxidantes capaces de neutralizar los peligrosos radicales peroxilo (ROO•- ) y superóxido (O2•- ). Los análisis de laboratorio indican que la capacidad antioxidante de la uña de gato supera a la de muchos extractos de frutas, verduras, cereales y plantas medicinales. La inflamación crónica está asociada a muchas enfermedades que afectan a los adultos mayores y la uña de gato es un poderoso agente antiinflamatorio. El extracto de uña de gato inhibe la producción del factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α), un mensajero inflamatorio que prepara el terreno para la inflamación aguda y crónica. La uña de gato también inhibe la activación del factor nuclear kappa beta (NF-κB), implicado en el desarrollo del cáncer y otras enfermedades mortales.

La corteza de la uña de gato también disminuye la liberación de prostaglandina E2, un mediador inflamatorio asociado a patologías como la artritis.

2. Tratamiento de la Artritis y la Artrosis

La artritis puede ser una de las enfermedades más discapacitantes físicamente asociadas al envejecimiento. El extracto de uña de gato suprime la inflamación y mejora tanto la estructura como la función articular. Esta planta medicinal también alivia el dolor y el malestar de la artritis. Los científicos han descubierto recientemente que la uña de gato puede proteger el cartílago, el tejido que funciona como un amortiguador en las superficies articulares de los huesos. ¿De qué manera puede este remedio natural mejorar los síntomas de la artrosis? La uña de gato inhibe la producción de la interleucina 1 beta, una citoquina proinflamatoria que juega un papel en la degeneración del cartílago de las articulaciones. Por otro lado, la uña de gato aumenta la producción del factor de crecimiento tipo insulínico-1 (IGF-1), que a su vez estimula el crecimiento del cartílago en las articulaciones envejecidas.

En un ensayo clínico, los científicos descubrieron que la uña de gato ofrecía alivio a adultos con artrosis. 45 pacientes con artrosis de la rodilla participaron en este ensayo aleatorio de 4 semanas, controlado con placebo. Aquellos a los que se les administró un extracto de uña de gato experimentaron reducciones significativas del dolor articular asociado con la actividad física. Después de una semana de tratamiento, los médicos y los pacientes registraron una mejora significativa en las evaluaciones subjetivas del dolor artrósico.

La corteza de la uña de gato también puede beneficiar a personas con poliartritis reumatoide, una patología dolorosa caracterizada por una inflamación y rigidez grave de las articulaciones. Durante un ensayo clínico de 12 meses, 41 pacientes con poliartritis reumatoide recibieron un suplemento de extracto de uña de gato. ¿Cuáles fueron los resultados de este tratamiento natural? Los pacientes observaron una mejora en las articulaciones doloridas y hinchadas. Este alivio del dolor articular puede ayudar a personas con poliartritis reumatoide discapacitante a recuperar la capacidad funcional para realizar actividades cotidianas.

3. Estimulación del sistema inmunológico

Estudios en animales y humanos indican que además de tener poderosos efectos antioxidantes y antiinflamatorios, la uña de gato estimula naturalmente el sistema inmunológico, fortaleciendo las defensas inmunitarias contra la multitud de agentes patógenos que se encuentran cada día en el aire, el agua y el entorno.

Un suplemento de uña de gato administrado a ratones durante 8 semanas permitió observar el efecto extraordinario de esta planta en el sistema inmunológico de estos roedores. De hecho, el número de glóbulos blancos aumentó al final de este tratamiento natural.

¿Esta propiedad inmunoestimulante de la uña de gato solo se aplica al animal? ¡No! Durante un estudio clínico, los hombres adultos que recibieron un suplemento de uña de gato durante seis meses también experimentaron un aumento en su número de glóbulos blancos, lo que indica una función inmunológica mejorada.

Otro estudio clínico indica que la uña de gato puede ayudar a estimular la efectividad de las vacunas. Cuando los adultos fueron suplementados con extractos de uña de gato durante dos meses antes de recibir una vacuna contra la neumonía, sus títulos de anticuerpos (indicación de inmunidad contra la neumonía) se mantuvieron a niveles más altos durante cinco meses más en comparación con los sujetos control. Esta descubrimiento sugiere que cuando se utiliza con una vacuna, la uña de gato confiere protección adicional contra el virus de la neumonía.

4. Reparación y preservación del ADN contra el estrés oxidativo

Los experimentos de laboratorio demuestran que los efectos de la uña de gato se extienden al nivel celular y pueden ayudar a preservar la integridad del ADN, el plan genético de las células del cuerpo. Un elemento celular vital, el ADN es muy vulnerable a los daños causados por el ataque de los radicales libres, lo que puede contribuir a la iniciación del cáncer y otras enfermedades letales.

Para determinar si el extracto de uña de gato puede proteger el delicado ADN contra el estrés oxidativo, los científicos llevaron a cabo un estudio en células de piel humana en cultivo. Descubrieron que un extracto acuoso de uña de gato protegía las células de la piel contra la muerte inducida por la radiación ultravioleta, aumentando la capacidad de las células para reparar los daños al ADN inducidos por la luz ultravioleta.

Aunque la quimioterapia desempeña un papel crucial en el tratamiento del cáncer contemporáneo, su gran inconveniente es que puede dañar el ADN de las células sanas. Cuando voluntarios adultos que ya habían recibido quimioterapia fueron suplementados con extracto de garra de gato soluble en agua durante ocho semanas, mostraron una marcada disminución de daños en el ADN y un aumento en la reparación del ADN.

Se observó un aumento en los glóbulos blancos en estos mismos participantes. Esto es un hallazgo importante, ya que la quimioterapia generalmente suprime el número de glóbulos blancos y aumenta la sensibilidad a las infecciones.

La corteza de garra de gato puede proporcionar un apoyo crucial al ADN y a los glóbulos blancos de los pacientes con cáncer que están sometidos a quimioterapia.

5. Lucha contra el cáncer

Los resultados de laboratorio sugieren que la garra de gato, un remedio natural, puede ser un aliado poderoso en la lucha contra el cáncer al prevenir la división celular anormal que caracteriza esta temida enfermedad.

Un estudio de laboratorio reveló que un extracto de garra de gato es capaz de prevenir la proliferación de células cancerosas de mama humana. La corteza de garra de gato también tiene actividad contra las células leucémicas (cáncer de la médula ósea). Investigadores europeos descubrieron que la garra de gato impedía el crecimiento de células leucémicas humanas y las alentaba a una autodestrucción programada (apoptosis).

Algunos componentes de la garra de gato no solo detuvieron el crecimiento de células cancerosas, sino que incluso mataron a las células cancerosas.

Aunque el mecanismo preciso por el cual la garra de gato combate el cáncer aún no está completamente comprendido, los científicos creen que su capacidad para regular algunas citoquinas del sistema inmunitario puede ayudar a fortalecer la defensa del cuerpo contra el cáncer.

Efectos secundarios, contraindicaciones y dosificación

La garra de gato generalmente es bien tolerada y considerada como no tóxica.

Según los informes, su único efecto secundario potencial es la diarrea.

Sin embargo, dado que la garra de gato puede estimular el sistema inmunitario, se debe evitar en aquellos que reciben trasplantes de órganos, trasplantes de piel y tratamiento inmunosupresor.

Aunque las pruebas sugieren que la garra de gato puede beneficiar a las personas que padecen artritis reumatoide, no se debe usar a largo plazo en personas que padecen trastornos autoinmunitarios (como el lupus o la esclerosis múltiple) hasta que haya más estudios disponibles.

Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y los niños menores de tres años deben evitar usar la garra de gato.

¿Cuál debería ser la dosificación adecuada? Las preparaciones comerciales de garra de gato varían en términos de dosificación y normalización de componentes activos. La dosis típica de la preparación de garra de gato es de 250 mg a 350 mg al día, estandarizada al 8% de ésteres carboxialquílicos.

En decocción, se hierve suavemente de 1 g a 25 g de polvo de corteza en 250 ml de agua durante 5 a 10 minutos. Dejar enfriar, filtrar y agregar agua para obtener 1 taza de mezcla. Beba 3 tazas al día.

¡Ojo! Algunos suplementos de garra de gato disponibles en el comercio contienen compuestos llamados alcaloides de oxindol tetracíclico (TOA) y alcaloides de oxindol pentacíclico (AOP) en niveles que pueden tener un efecto antihipertensivo.

Este aviso no se aplica a los extractos de garra de gato que utilizan un proceso patentado de extracción de agua por ultrafiltración para eliminar los compuestos TOA y POA de alto peso molecular y limitar así su concentración máxima a 0,05%.

 

 

 

deja tu comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Últimos anuncios

  • Calle Clemente Parraga 189° (C...
S/850
  • 12 motivos para ir al restaura...
Llamar para precio
  • Cajamarca
Llamar para precio
  • Magdalena del mar, Lima
S/860 (Fijo)
  • Santiago de Surco, Lima
S/14,500 (Fijo)

Top